Menu

Editorial: La provocación como arma de tensión permanente Destacado

Foto Agencias Foto Agencias

Martes 21 de marzo 2017.-

La ‘estrategia de la tensión’ es un término usado en Italia en los años 80 como consecuencia de la política de constante provocación de grupos neo fascistas coludidos con la mafia cuyo accionar consistía en colocar bombas en trenes llenos de pasajeros, incitar conatos callejeros y fustigar a la izquierda para fomentar un estado de constante tensión social.

En el mundo de hoy la provocación como herramienta política se ha convertido en arte para el régimen NorCoreano. Y en nuestro continente el señor Evo Morales con su par, el señor Lineras, han elegido esta estrategia como forma sistemático de relacionarse con Chile. 

NorCorea posee suficiente poder militar para hacer de su política de provocación algo de considerar y que a momentos saca de sus casillas incluso a su único aliado: China. Pero Bolivia, para desagracia del señor Morales y su socio Lineras no posee tal poderío militar, ni cuenta con alianzas tan potentes que le respalden, ni se halla en un lugar geo estratégico que interese a otras naciones con aspiraciones hegemónicas. 

A su manera y modo el señor Morales y compañía se las ha ingeniado para aparecer como víctima de Chile, y en su afiebrada tozudez intenta construir un relato de constantes agresiones y maniobras destinadas, supuestamente,  a aplastar a Bolivia; haciendo creer a los suyos que en Chile vivimos ocupados en arduas planificaciones para someter a nuestro vecino. 

Un gobierno que perdió el plebiscito para una reelección que perpetúe al señor Morales en la cúspide del Estado, cuyos resultados ahora la camada al poder intentan desconocer  para torcer la voluntad de los bolivianos y bolivianas - y que ha entretejido una red profundamente anti democrática por debajo de las apariencias y la formalidad democráticas -  ha encontrado en la ‘causa del conflicto con Chile’ su caballo de batalla para distraer o pretender solazar a su pueblo; mientras el mismo argumento ha servido al propósito de ganar para las políticas de Morales y Lineras  a las Fuerzas Armadas Bolivianas. 

La provocación constante hacia Chile seguirá siendo la estrategia de la tensión del gobierno Morales-Lineras. Seguramente si Chile cayera en la trampa de la violencia y la respuesta militar de seguro asistiríamos a un teatro de lágrimas y lamentos de Morales y sus ministros ante la ONU y el mundo, justificando, por fin, su calidad de víctimas agredidas. 

Bien sabemos en Chile que no vivimos ocupados de Bolivia y menos tenemos los chilenos algún resquemor con un pueblo hermano que apreciamos y respetamos. Somos un pueblo de paz y la política de Estado de  nuestro país no contempla la agresión militar ni la respuesta armada a las provocaciones del gobierno de Morales. Los chilenos no queremos guerras. Sabemos que la paz y la colaboración pueden hacer de nuestros países firmes aliados en el desarrollo y en el progreso. 

Es muy lamentable que un pueblo noble, amable, pacífico y con rica cultura se halle prisionero de una clase política al gobierno de tan poca altura diplomática, de corto alcance político y de tan baja estima. Ojalá en un futuro cercano nuestra hermana república de Bolivia alcance la ponderación y la sabiduría bajo un buen gobierno de paz, de alta diplomacia y de dialogo para resolver los conflictos con la vista puesta en el beneficio de su gente,  y no mirando de reojo a la pequeñez de sus particulares intereses encubiertos por la  miserable estrategia de la provocación y la confrontación.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.

Secciones

Material Editorial

Nosotros

Zonas Misioneras

Síguenos

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Ustream
  • YouTube
Our website is protected by DMC Firewall!