Menu

Dossier El Gran Fundamento - Elementos filtrados por fecha: Sábado, 26 Noviembre 2016

Cubano Fidel Castro muere a los 90 años, termina una era para Latinoamérica y el mundo

Domingo 27 de noviembre 2016/ Reuters.-

El líder cubano Fidel Castro, una leyenda de la izquierda revolucionaria que gobernó su país durante casi medio siglo, murió el viernes a los 90 años, marcando el fin de una época para América Latina y el mundo.

Su hermano y presidente Raúl Castro anunció el deceso del veterano ex guerrillero marxista en un mensaje transmitido el sábado por la televisión estatal, sin revelar las causas.

"Hoy 25 de noviembre de 2016 a las 10.29 de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz", dijo el mandatario vestido de verde olivo, al leer un sobrio texto que concluyó con un "hasta la victoria siempre".

Los rumores sobre la muerte de Fidel fueron recurrentes desde que en julio del 2006 una enfermedad intestinal -cuyos detalles nunca se conocieron- obligó a ceder el mando a Raúl, quien oficialmente asumió la presidencia dos años después.

Desde China a Rusia, pasando por Venezuela y el Vaticano, líderes de todo el mundo mandaron pésames por la muerte del icono de la Guerra Fría, que desafió a Washington erigiendo un bastión comunista a 150 kilómetros de sus costas.

El presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, quien protagonizó un acercamiento sin precedentes con la isla comunista, mandó un mensaje de condolencias al pueblo cubano, asegurando que la historia "juzgará el enorme impacto de esta figura singular en su pueblo y en el mundo".

Sin embargo, el mandatario estadounidense electo, el magnate republicano Donald Trump, reaccionó con un agresivo comunicado que podría ser el preludio de una nueva era de hostilidades entre los viejos enemigos ideológicos cuando asuma en enero.

"Aunque no se pueden borrar las tragedias, muertes y dolor provocados por Fidel Castro, nuestro gobierno hará todo lo que pueda para asegurar que el pueblo cubano pueda al fin iniciar su viaje hacia la prosperidad y la libertad", dijo Trump.

A pesar del tono, aún no está claro cuál sería la nueva política de Washington hacia la isla, sobre la que mantiene desde hace más de medio siglo un férreo embargo comercial pese al rechazo casi unánime de la comunidad internacional.

SONRISAS Y LÁGRIMAS

Raúl Castro informó que los restos de su hermano, cumpliendo con sus deseos, serán cremados el sábado y que un cortejo fúnebre con sus cenizas recorrerá el país desde la Plaza de la Revolución a la oriental ciudad Santiago de Cuba.

Después de unas primeras horas de tranquilidad, los cubanos salían en varios puntos del país para rendir homenaje al ex mandatario en el primero de los nueve días de luto decretados por el Gobierno .

"Fidel puso a Cuba en el mapa e hizo de Cuba un paradigma", dijo el líder estudiantil Raúl Alejandro Palermo en la Universidad de La Habana, donde cientos de universitarios se congregaban dando vivas a Fidel y escuchando algunos de los discursos que le dieron fama mundial.

Mientras tanto, en Miami, donde viven miles de exiliados opositores al Gobierno comunista de la isla, el ambiente era de júbilo y una multitud celebraba con banderas cubanas, bailaba y hacía sonar cacerolas y bocinas.

"Es el día más feliz de mi vida, los cubanos al fin son libres", dijo Orlidia Montells, de 84 años, agregando que había esperado la muerte de Castro por más de 50 años.

Sin embargo, su desaparición difícilmente implicará cambios en el sistema socialista que edificó en Cuba, donde Raúl Castro impulsa una serie de reformas económicas y un deshielo diplomático con Washington tras más de cinco décadas de hostilidades, decisiones que Fidel pareció apoyar tibiamente.

En las puertas de algunas embajadas de Cuba, grupos de personas se reunieron para rendirle homenaje. En la Ciudad de México, la gente encendía velas y colocaba flores, y en la capital chilena tocaban música del cantautor Silvio Rodríguez y ondeaban banderas cubanas y del partido comunista.

"Mis hondas condolencias (...) a todo el Universo por la pérdida de uno de los seres humanos más extraordinarios de todos los tiempos", dijo en su blog Rodríguez, exponente de la nueva trova cubana que nació inspirada por la revolución de Castro.

"EL COMANDANTE"

La muerte del "Comandante Fidel" simboliza el fin de una era y su legado será siempre motivo de debate entre los que lo encumbraron como líder de los oprimidos que combatió incansable a Washington con encendidos discursos y hasta con las armas; y los que lo acusaron de ser un tirano que solo buscó el poder.

Carismático e implacable, el ex guerrillero saltó al imaginario colectivo con su barba, uniforme verde oliva y cigarros puros poniéndose en el centro de la geopolítica global tras derrocar en 1959 contra todo pronóstico al dictador Fulgencio Batista y luego aliarse con la Unión Soviética.

La influencia de Castro se extendió mucho más allá de su isla de 11 millones de habitantes liderando una revolución que dividió al mundo.

Su muerte deja huérfana a la izquierda global, que aplaudió sus esfuerzos por dar educación y salud para los pobres, mientras se resistía al país más poderoso del mundo, que desarrolló cientos de planes para eliminarlo.

Aún enfermo, Castro continuó siendo una influyente figura en Cuba y fue inspiración para una nueva generación de líderes que abrazó su causa socialista en América Latina, como el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez o el boliviano Evo Morales.

"Fidel Castro fue un ejemplo de lucha para los pueblos del mundo. Seguiremos adelante con su legado", dijo el presidente venezolano, Nicolás Maduro, al canal Telesur.

Para sus detractores, ha muerto un dictador que encarceló a sus opositores, silenció a los medios y arruinó Cuba con sus experimentos socialistas, donde más del 70 por ciento de la población no ha conocido otro sistema de gobierno.

"El hombre que decidió cada detalle de la Cuba en la que nací y crecí, ya no está. Una extraña levedad se extiende por la Isla", dijo la bloguera Yoani Sánchez, representante de una incipiente pero débil oposición interna.

Castro se mantuvo fiel a su ideología aún después de la caída del comunismo soviético y fue una figura respetada en muchos lugares por su lucha contra el colonialismo. Nelson Mandela, tras salir de prisión, le agradeció varias veces sus esfuerzos para debilitar la segregación racial en Sudáfrica.

¿NUEVA GENERACIÓN?

Analistas no creen que su muerte pueda afectar al lento proceso de cambios emprendidos por Raúl, un general de 85 años que ha prometido modernizar la ineficiente economía centralizada pero sin abandonar la senda socialista.

"No creo que la muerte de Fidel sea la gran prueba. La gran prueba será transferir las riendas de la revolución a la próxima generación y eso ocurrirá cuando Raúl deje el poder", dijo Phil Peters, un experto del Lexington Institute en Washington.

Raúl enfrenta además la difícil tarea de elegir un sucesor en un panorama político todavía dominado por sus ancianos compañeros de armas, pero con la idea de mantener al Partido Comunista como la única fuerza política legal en Cuba.

En su último acto público, el propio Castro se refirió a la cercanía de su muerte cuando clausuró el 19 de abril el Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba: "Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me había ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar". 

"A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos", dijo ante los delegados. "Tal vez sea de las últimas veces que hable en esta sala", concluyó.

Leer más ...

Fillon gana las primarias y será el candidato de la derecha a la Presidencia de Francia

Domingo 27 de noviembre 2016/ El País.es.-

La conservadora derecha francesa ha elegido este domingo como su candidato al Elíseo al liberal y católico François Fillon, de 62 años, el líder con más opciones de convertirse ahora en el próximo presidente de la República. El ex primer ministro ha ganado holgadamente las primarias de su partido frente al también exprimer ministro Alain Juppé con un programa liberal en el terreno económico, conservador en el social y tradicionalista en el religioso. Con 10.000 de las 10.229 mesas escrutadas, Fillon ganaba con el 66,5% de los 4,3 millones de votantes.

Entre vítores de sus seguidores, Fillon prometió anoche “la verdad y hechos” frente al actual “patético” mandato de François Hollande. Dedicó un amable saludo a sus dos mayores rivales (Juppé y el expresidente Nicolas Sarkozy) porque “lo que nos une es mucho más importante que los que nos divide”.

“Felicito a Fillon por su amplia victoria”, asumió Juppé, antes de desearle el triunfo en las presidenciales del año que viene. “Aporto mi apoyo”, agregó.

De los cerca de 4,3 millones de votantes, a Fillon le han votado el doble de elecotres que a Juppé. Este, que había partido como farorito en este proceso, hundió sus expectativas con un programa centrista y, según los sondeos finales, con el tono agrio e insultante que ha en la recta final tras verse superado por su rival. Incluso en plena jornada electoral, Juppé ha dicho tras votar que contra él ha habido una campaña “calumniosa e inmunda”.

El inédito experimento de los conservadores -celebraba primarias por primera vez en su historia- ha demostrado que la derecha está muy movilizada y politizada. Este domingo ha votado el 10% de todo el cuerpo electoral del país, cuando en las primarias de la izquierda hace cinco años participaron 2,8 millones. El éxito de los conservadores en este terreno ha sido incontestable.

Con un líder fuerte y legitimado en las urnas, la derecha francesa se lanza de lleno a la reconquista del Elíseo, de donde fue desalojada en 2012 por el actual presidente, François Hollande. Para ello, ha preferido a un candidato conservador, ortodoxo y católico como el más adecuado para afrontar los problemas de una Francia bloqueada por la crisis económica y golpeada por el terror yihadista.

Militantes y simpatizantes del partido de la derecha, Los Republicanos, han entendido que ese nuevo líder radical es el adecuado para derrotar a Marine Le Pen, la candidata del ultraderechista Frente Nacional que, según todos los sondeos, estará en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de mayo próximo. “Tiene el peor programa social”, dijo anoche Le Pen tras conocer el resultado. “La izquierda es el fracaso y la extrema derecha, la quiebra”, señaló Fillon ya ganador.

Con él regresa una derecha menos estridente que la del fracasado Nicolas Sarkozy, eliminado en la primera vuelta en contra de todos los augurios, pero más tradicional, más dura, sin complejos. Es la derecha francesa católica (el 60% de sus votantes lo son), nerviosa por el frenazo económico y asustada por una supuesta crisis de identidad en un país multicultural atacado por los yihadistas.

En esos conceptos ha basado Fillon su campaña, apoyado en la segunda vuelta hasta por su declarado enemigo Sarkozy. Su programa económico y el de Juppé han sido similares, aunque el del primero es más liberal, más thatcheriano, como le han calificado los asesores del segundo. Pero la diferencia mayor reside en el catolicismo militante de Fillon, en su exhibicionismo. Ha reiterado que el aborto, cuya ley lleva en vigor 41 años, “no es un derecho fundamental”, pese a que así figura en la norma ampliada hace dos años, que no prevé cambiar.

Fillon ha asumido que su programa era “más radical”. “Extremadamente tradicionalista”, le espetó su rival. Fillon quiere un referéndum sobre el reparto europeo de migrantes; los que llegan a Francia, dice, deben “asimilar su herencia” y sus valores.

“No es que seas el mejor; eres el único”, cuenta Le Figaro que le había dicho a Fillon el también expresidente Valéry Giscard D’Estaing. Contra todo pronóstico, ha acabado teniendo razón.

Tras la celebración de estas primarias, el partido de Los Republicanos -antes Unión por un Movimiento Popular (UMP)- entra en una nueva fase histórica. Por vez primera, su candidato es elegido por las bases y los simpatizantes, no por el aparato del partido. De hecho, este experimento ha sido una derrota total para el aparato, para el aspirante Sarkozy.

El exje del Estado se hizo hace dos años con la presidencia del partido para utiizarlo en su favor como futuro candidato, pero ha sido una maniobra fracasada. A su vez, ha triunfado el aspirante que ha trabajado desde hace tres años las bases pueblo a pueblo, y no quien ha hecho una campaña con el manto y la imagen de presidente in péctore, como lo ha hecho Juppé.

Fillon será ahora el encargado de organizar y gestionar toda la maquinaria del partido para llegar al Elíseo. Y de unir a las mal avenidas familias que han convivido en el partido lideradas por unos dirigentes que se han traicionado y engañado desde que hace cuatro años perdieron el poder. Sarkozy volviò prometiendo la unidad de Los Republicanos. Sus electores le han respondido diciéndole que prefieren que sea Fillon quien lidere esa unidad.

En la izquierda se ve lejos ese escenario. Hollande aún duda en presentarse o no a su propia decisión. Varios de sus próximos le empujan a no hacerlo, mientras su primer ministro, Manuel Valls, multiplica sus declaraciones presentándose como el mejor relevo. Sea quien sea, le espera una primarias en enero. Alrededor, otros dirigentes de izquierda presentan desunidos sus propias candidaturas en un clima de derrota anunciada.

Solo el radicalismo de Fillon les da ahora a los progresistas de la izquierda una pequeña esperanza de crear una alternativa al arrollador empuje de la derecha y la ultraderecha.

Leer más ...

Manifestantes exigen la expulsión del Presidente brasileño

Domingo 27 de noviembre 2016/ AP.-

Manifestantes se concentraron el domingo en Sao Paulo para exigir que el presidente brasileño sea retirado del cargo y se mostraron indignados por gran cantidad de sus medidas, mientras el asediado líder trataba de eludir algunas de las críticas.

El presidente Michel Temer ha sufrido un goteo constante de escándalos y renuncias en niveles altos desde que asumió el puesto hace seis meses. Pero el viernes un escándalo lo tocó directamente por primera vez en medio de acusaciones de que abusó del poder para realizar un favor personal a uno de sus ministros de gabinete. Él negó la acusación.

El escándalo podría echar a pique la capacidad de Temer para hacer aprobar una serie de medidas de austeridad que dice son necesarias para sacar de una profunda recesión a la economía más grande de Latinoamérica. Políticos de oposición prometieron introducir medidas en el Congreso con el fin de solicitar se le realice un juicio político.

Cientos de personas se reunieron el domingo en una avenida principal de Sao Paulo para exigir justo eso. Representantes de partidos políticos y movimientos sociales también se manifestaron contra la propuesta del gobierno de poner un tope al gasto público para frenar el déficit, lo que muchos temen dará como resultado recortes profundos en educación y atención de la salud.

Otros protestaron contra la corrupción rampante en la política y criticaron no sólo al gobierno actual, mientras que algunos se quejaron de la falta de vivienda adecuada. Un grupo portaba un estandarte con un dibujo que mostraba a Fidel Castro, en un homenaje al revolucionario cubano que falleció el viernes en la noche.

Muchos criticaron la forma en que Temer llegó al poder. Él era vicepresidente de la presidenta Dilma Rousseff, quien fue sometida a juicio político y retirada del cargo a principios de este año, y los manifestantes dijeron que eso significaba que él no tenía poderes para aprobar cambios amplios en los programas de gobierno.

"Estoy aquí para pelear contra la raíz de todos los problemas actuales en Brasil: el juicio político sin causa, el juicio político sin mérito", afirmó Edva Aguilar, una enfermera jubilada que dijo desea que sea anulado el despido de Rousseff y que la funcionaria del Partido de los Trabajadores regrese a la presidencia.

Pero muchos manifestantes expresaron disgusto por todos los políticos. "Ha sido robado demasiado dinero", dijo Carlos Alberto, un carnicero. "Estoy contra todos los que estén involucrados en la corrupción".

Decenas de ejecutivos empresariales y políticos de alto rango han sido acusados y arrestados este año en una creciente investigación de corrupción que ha horrorizado a los brasileños por el monto de sobornos que ha revelado.

El Congreso está sopesando una legislación anti corrupción, pero a muchos brasileños les preocupa que tal ley pudiera perversamente ofrecer amnistía a los políticos que se han involucrado previamente en esa práctica. La controversia ha alcanzado un tono tal que Temer ofreció una inusual conferencia de prensa en domingo para decir que no permitiría ninguna amnistía para tales prácticas.

"Era necesario escuchar la voz de la calle", dijo el mandatario a reporteros, flanqueado por el presidente del Senado, Renan Calheiros, y el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Info for bonus Review William Hill here.

Secciones

Material Editorial

Nosotros

Zonas Misioneras

Síguenos

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Ustream
  • YouTube
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd