Menu

Dossier El Gran Fundamento - Elementos filtrados por fecha: Martes, 09 Agosto 2016

Tensión entre Chile y Bolivia por maniobras militares en la frontera

Miércoles 10 de agosto 2016/ ActualidadRT.-

A través de su cuenta de Twitter el presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció maniobras militares conjuntas de Chile y EE.UU. en la región de Antofagasta, limítrofe con el país del altiplano. El mandatario calificó a ambos países de "viejos invasores".

En uno de sus tuits el mandatario afirmó: "Maniobras militares conjuntas entre EEUU y Chile en la frontera con Bolivia, ¿hay algo que necesiten aprender dos viejos invasores?". Minutos después se refirió al Índice de Paz Global 2016 que presentó el Instituto para la Economía y la Paz, que mide la tranquilidad en 163 países. Allí Chile quedó ubicado como el país más pacífico de América Latina, por lo que Morales se preguntó: "¿Chile país más pacífico o más privatizado de A. Latina? ¿En manos de quién está la educación, salud, minería, bosques, agua, mar, puertos?"

Las tensiones entre ambos países se han agudizado durante este año por distintas disputas que se suman al histórico reclamo boliviano por tener una salida al mar. Entre los conflictos más recientes figuran el de las aguas de Silala y el trato recibido por el canciller boliviano, David Choquehuanca, en su reciente visita a los puertos chilenos de Arica y Antofagasta.

Ejercicios militares "Estrella Austral"

La denuncia de Evo Morales remite a las maniobras conjuntas que realizaron más de 1000 militares chilenos y estadounidenses durante la segunda quincena de julio. Bajo el nombre de "Ejercicio Conjunto Combinado Estrella Austral" el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas chilenas llevaron a cabo este despliegue para simular operaciones de paz de la ONU en territorios en conflicto.

Allí se realizaron tareas de infiltración y extracción en "territorio hostil", saltos de paracaidistas, rescate de rehenes, operaciones nocturnas y evacuaciones sanitarias, entre otras. La primera vez que se realizaron este tipo de maniobras fue en el año 2007 como parte de un plan de acercamiento y fortalecimiento de los lazos militares entre Chile y EE.UU.

Ya a mediados de julio, Evo Morales había denunciado que "el Ejército chileno está sometido a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos". Por su parte, el Ministerio de Defensa de Chile había respondido que informó "debidamente a los países vecinos" de los ejercicios y que los soldados de Estados Unidos siempre iban a estar acompañados por tropas chilenas para "garantizar el apego a la ley"

Asimismo, una vez finalizadas las maniobras militares con las fuerzas estadounidenses, la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID), a través de la Cancillería, manifestó que "hace varios años, Chile lleva a cabo un programa de Cooperación Sur-Sur con Bolivia, el cual se despliega a través de la asistencia técnica y formación de capital humano". En el mismo sentido, se señaló que más allá de las diferencias entre Chile y Bolivia, "la solidaridad prima".

Leer más ...

Clinton cree que Trump ha “cruzado la línea” y está incitando a la violencia

Miércoles 10 de agosto 2016/ El País.es.-

La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, cree que Donald Trump ha vuelto a “cruzar la línea” con su "despreocupada incitación a la violencia". En un mitin en Iowa, este miércoles, Clinton respondió al comentario de su rival republicano, el día anterior, en el que animaba a los propietarios de armas de fuego a evitar la victoria de la demócrata, sin precisar cómo. Clinton ha comenzado a reclutar a notables del Partido Republicano asustados por la posibilidad de que Trump llegue a la presidencia de Estados Unidos.

“Ayer [por el martes] vimos el último de una larga lista de comentarios despreocupados de Donald Trump que cruzaron la línea”, dijo Clinton en Iowa. “Las palabras importan, amigos míos. Y si te presentas al cargo de presidente, o si eres presidente de Estados Unidos, las palabras pueden tener consecuencias tremendas”.

Trump encendió la última polémica en un mitin en Carolina del Norte. “Si ella logra elegir a sus jueces, no habrá nada que hacer, amigos”, dijo. Se refería al poder del presidente de EE UU para nombrar a los jueces del Tribunal Supremo cuando queda una plaza vacante. La teoría de Trump es que si Clinton gana en las elecciones de noviembre, llenará el tribunal de jueces dispuestos a imponer una lectura restrictiva de la Segunda Enmienda de la Constitución. Esta enmienda garantiza, según la interpretación vigente, el derecho a llevar armas de fuego.

“Aunque la gente de la Segunda Enmienda [los propietarios de armas]… quizá sí haya [algo que hacer], no lo sé”, añadió.

Trump dijo después que se refería a la capacidad de los partidarios del derecho a llevar armas de movilizarse electoralmente para impedir la victoria de Clinton. Pero la frase era lo suficientemente ambigua como para dar a entender que Trump podía animar a la acción armada contra la candidata, un nuevo paso en una campaña en la que el candidato republicano no ha dejado de traspasar los límites establecidos de la política estadounidense.

La salida de tono se suma a otras recientes, desde las críticas a la familia de un soldado caído en Irak a la insinuación de que las elecciones de noviembre estarían amañadas. Y coincide con una caída en los sondeos, que dan una clara ventaja a Clinton e indican que la demócrata podría ganar incluso en bastiones republicanos como Georgia y Arizona.

En un editorial, The Washington Post dijo que los últimos comentarios aumentan “la carga sobre los líderes republicanos que continúan insistiendo en que su candidato es adecuado para servir [como presidente]”. The New York Times va más allá: “Ha llegado la hora de que los republicanos (…) repudien al señor Trump de una vez por todas”.

Capitalizar el descontento

Clinton quiere apelar a los conservadores estupefactos ante el ascenso de un candidato que, con sus salidas de tono xenófobas y machistas, con sus teorías conspirativas y con su comportamiento errático, rompe todas las normas de las campañas recientes.

La candidata presentó una iniciativa, Juntos por América, destinada a capitalizar el descontento republicano con Trump y atraer a los simpatizantes del otro partido. En un comunicado, la campaña demócrata anunció que, entre los nuevos apoyos del Partido Republicano, cuenta con el exsecretario de Comercio Carlos Gutiérrez y el exdirector de Inteligencia Nacional John Negroponte.

Gutiérrez, de origen cubano, se ha destacado por aplaudir la reconciliación con Cuba iniciada por el presidente demócrata Barack Obama. Negroponte es uno de los firmantes de una carta publicada el lunes, en la que 50 exaltos cargos de administraciones republicanas repudian a Trump y le califican de amenaza para la seguridad de EE UU.

Entre la última ronda de apoyos republicanos a Clinton se encuentran los excongresistas Connie Morella y Chris Shays, y la exsecretaria de Vivienda y Desarrollo Carla Hills. Se suman a una lista de medio centenar de republicanos e independientes que en las últimas semanas se han declarado a favor de la candidata demócrata.

Aunque la lista contiene figuras de relieve en las últimas administraciones republicanas, las de Ronald Reagan, George H.W. Bush y George W. Bush, hay pocos primeros espadas. Los exsecretarios de Estado republicanos Colin Powell y Condoleezza Rice no se han pronunciado todavía. El republicano Powell apoyó al demócrata Obama en 2008 y 2012. Es una incógnita qué harán los dos expresidentes Bush, que han negado el voto a Trump.

Leer más ...

Dilma Rousseff apeló ante la OEA tras el avance del Senado hacia su destitución

Miércoles 10 de agosto 2016/ Infobae.-

La demanda fue presentada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenece Dilma Rousseff, el cual explicó que la mandataria aparece entre los firmantes en calidad de "víctima" de un proceso "ilegal".

Los diputados Paulo Pimenta y Paulo Teixeira, ambos del PT, explicaron que la demanda ha sido preparada por juristas brasileños y argentinos y exige a ese organismo de la OEA una medida cautelar que "suspenda" el juicio político, hacia el que el Senado ha dado un nuevo y casi definitivo paso.

Esta madrugada, el pleno del Senado aprobó por 59 votos frente a 21 un informe que acusa a Rousseff de irregularidades fiscales, con lo cual el proceso se encamina hacia su conclusión.

La última fase será una nueva votación en el Senado, en el que sus 81 miembros decidirán si finalmente la mandataria es destituida, para lo cual será necesaria una mayoría calificada de 54 votos (dos tercios), superada con cierta holgura esta madrugada.

La fecha para esa última sesión será fijada en los próximos días por la Corte Suprema, que deberá convocarla para fines de este mismo mes.

Frente a lo que parece la inminente destitución de Rousseff, los diputados del PT afirmaron que van a "pelear en todas las esferas, sean parlamentarias, judiciales, en la calle o en el exterior, para denunciar este golpe y que se restablezca en el país la normalidad democrática".

La defensa de Rousseff, así como la demanda presentada a la OEA, niegan los cargos contra la mandataria, acusada de irregularidades presupuestarias, contratar créditos para el Gobierno con la banca pública y emitir decretos que alteraron los gastos sin autorización del Congreso, todo lo cual está vetado por las leyes brasileñas.

Sin embargo, la defensa sostiene que en ninguno de esos casos hubo una "participación directa" de Rousseff ni hubo dolo, que en su opinión serían requisitos fundamentales para sostener la acusación.

Desde junio pasado, la CIDH tiene como secretario ejecutivo al brasileño Paulo Abrao, quien ocupó el cargo de secretario nacional de Justicia durante la gestión de Rousseff.

En mayo pasado, antes de que Abrao asumiera ese cargo, la CIDH se pronunció sobre la situación de Brasil y expresó "preocupación" por algunas medidas adoptadas por el presidente interino, Michel Temer, quien sustituye a Rousseff desde ese mismo mes.

Aunque no se refirió directamente al proceso, el comunicado de la CIDH sí citó el Artículo 21 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en una aparente crítica al juicio político.

Ese artículo dice que "la voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público" y "se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto".

Mucho más enfático ha sido el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, quien visitó dos veces a Rousseff antes de que fuera suspendida para expresarle su plena solidaridad.

En una de esas visitas, en abril pasado, Almagro declaró que el juicio contra Rousseff tiene un marcado tono "político", carece de "certezas" jurídicas y siembra "dudas" entre los miembros de la OEA.

En ese marco, también subrayó que "no existe una acusación de carácter penal contra la presidente, sino que se la acusa de mala gestión de las cuentas públicas", lo cual consideró "insuficiente" para llegar a una destitución en un régimen presidencialista.

Con la acción iniciada hoy ante la CIDH, Rousseff se suma a su padrino político y antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, que también le ha dado dimensión internacional a sus problemas con la Justicia brasileña, que lo investiga por sospechas de corrupción.

Hace dos semanas, el ex presidente llevó esos asuntos ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que tiene sede en Ginebra y ante el cual denunció la "persecución política y judicial" que dice sufrir en su país.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Info for bonus Review William Hill here.

Secciones

Material Editorial

Nosotros

Zonas Misioneras

Síguenos

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Ustream
  • YouTube
DMC Firewall is a Joomla Security extension!