Menu

Huelga general en Brasil impacta al transporte y las escuelas

Viernes 28 de abril 2017/ AFP.-

La huelga general en Brasil golpeaba este viernes al transporte público, las escuelas y parcialmente a los aeropuertos, en una protesta contra un plan de ajuste del presidente conservador, Michel Temer, que registró algunos choques entre manifestantes y la policía.

Durante las primeras horas de la jornada, manifestantes bloquearon calles en las principales ciudades del país como antesala de las manifestaciones convocadas por las mayores centrales sindicales, en rechazo a la reforma del sistema de jubilaciones y a la flexibilización de los contratos de trabajo.

Ambas iniciativas están en votación en el Congreso como parte del programa del gobierno para intentar sacar a Brasil de la peor recesión de la historia, que llevó al desempleo a un récord de 13,7%, 14,2 millones de personas, informó en la misma jornada el ente oficial de estadísticas.
"Hoy Temer no gobierna. Quien está gobernando es la clase trabajadora", publicó en su página web la Central Única de Trabajadores (CUT), ligada a la izquierda, junto a numerosas fotos que mostraban a grupos de activistas con pancartas y banderas de la organización sindical en diferentes puntos de Sao Paulo.

En esta ciudad, motor económico del país, se produjeron algunos enfrentamientos entre manifestantes que obstruían arterias de la ciudad y la policía, generando congestionamientos en el tránsito, reportaron medios locales.

"Ya no podemos quedarnos más callados, con un gobierno que no es legítimo, que no fue elegido, promover una desarticulación de los derechos de los trabajadores y del pueblo brasileño", dijo Ricardo Jacques, un empleado bancario en huelga en esa ciudad.

Metalúrgicos, petroleros, personal de los hospitales y de los correos también anunciaron su adhesión a la protesta, que según dijo la CUT, identificada con la atribulada izquierda brasileña, será una de las mayores desde el retorno de la democracia, en 1984.

Altamente impopular, Temer reemplazó en 2016 a la presidenta Dilma Rousseff, del izquierdista Partido de los Trabajadores, que fue destituida por el Congreso acusada de manipular las cuentas públicas.

Rousseff había sucedido al dos veces mandatario Luis Inácio Lula da Silva (2003-2010), actualmente asediado por causas de corrupción en el escándalo de Petrobras, que también golpea a buena parte del gabinete de Temer y a decenas de legisladores de todo el arco político.

- Congreso vallado -

El aeropuerto doméstico de Sao Paulo registró ocho vuelos cancelados y cinco atrasos de un total de 63 previstos, pero la empresa que lo administra no supo precisar si los trastornos tienen relación directa con la huelga.

En la terminal internacional de Guarulhos, de las 93 llegadas y 59 partidas se registraron apenas seis retrasos "por motivos diversos", explicó un asesor de prensa, quien aseguró que por el momento "no se registraron impactos de la huelga".

El aeropuerto de Brasilia registró nueve atrasos y tres cancelaciones de los 80 vuelos previstos esta mañana, debido a las paralizaciones, informó el terminal aéreo.

La capital del país amaneció sin servicios de bus ni metro. Los edificios del Congreso y la Presidencia, en la céntrica Explanada de los Ministerios, fueron cercados desde la madrugada por un vasto operativo policial para impedir invasiones durante las protestas previstas a lo largo del día.

El gobierno sigue de cerca una huelga a la que se sumaron algunos de sus aliados, como Paulo Pereira da Silva, presidente de la central Força Sindical. El dirigente, que también es diputado de Solidariedade, partido de la base aliada de Temer, amenaza con pasar a la oposición si las reformas se aprueban sin modificaciones.

La Conferencia Nacional de Obispos (CNBB) se sumó a las críticas y llamó a movilizarse contra la reforma de las jubilaciones, que pretende alargar los periodos de contribuciones y la edad mínima del retiro para tener derecho a una pensión completa.

Los sindicatos intensificaron este año las contestación, con dos jornadas de protestas, el 15 y el 31 de marzo.

Leer más ...

El tsunami de Odebrecht arrasa Brasil

Miércoles  12 de abril 2017/ El Mundo.es.-

A punto de cumplirse un año desde que Dilma Rousseff fue derribada por el Congreso, los brasileños no tienen más remedio que rendirse a la evidencia: el Gobierno de su sustituto, Michel Temer, también está hasta el cuello de corrupción.

El Supremo Tribunal Federal (STF) ha ordenado la apertura de investigaciones contra ocho de sus ministros, además de 24 senadores y 39 diputados, bajo sospecha de haber participado a lo largo de la última década en el gigantesco esquema de sobornos de la constructora Odebrecht.

La lista, publicada el martes por el periódico 'O Estado de S. Paulo', incluye un total de 98 nombres de 15 partidos. Desde los tres grandes que han gobernado el país en su historia reciente (PT, PMDB y PSDB) hasta los democristianos, comunistas, evangélicos y toda una sopa de letras de diversos intereses e ideologías.

El seísmo sacude Brasilia en un momento en el que el conservador Temer, con apenas 10% de aprobación, intenta convencer al Congreso para sacar adelante las impopulares reformas de las pensiones y del mercado laboral. Si buena parte de los parlamentarios ya tenían reticencias por miedo a perder votos en las elecciones de 2018, ahora está por ver hasta qué punto las investigaciones afectarán a la tramitación u obligarán al Ejecutivo a ceder en los aspectos más polémicos, como la jubilación a los 65 años.Además de los ocho ministros y un noveno que podría librarse por posible prescripción de sus crímenes, el escándalo golpea a otros pilares de la coalición de centro-derecha que arrebató el poder a Dilma.

Dos tercios de los congresistas implicados pertenecen a la llamada "base aliada" de Temer; entre ellos, los presidentes del Senado y la Cámara de los Diputados, señalados por Odebrecht como destinatarios de sobornos a cambio de leyes favorables para la empresa.A la larga relación de nombres se suman decenas de políticos que no son aforados ante el Supremo y, en caso de ser denunciados, pasarán por otros tribunales.

El panorama electoral de 2018Mención especial para los cinco ex presidentes vivos: la propia Dilma Rousseff y su padrino Lula da Silva, ambos del PT; Fernando Henrique Cardoso, del PSDB; Fernando Collor, que también sufrió un impeachment en 1992 y hoy es senador del minoritario PTC; y José Sarney, del mismo PMDB de Temer.

Tampoco se libran los tres candidatos que perdieron contra Lula y Dilma en las cuatro últimas elecciones: José Serra (2002 y 2010), Geraldo Alckmin (2006) y Aécio Neves (2014). Todos ellos pertenecen al PSDB, entonces opositor y hoy oficialista, y suenan como posibles aspirantes a volver a intentarlo en 2018.

La avalancha, sin embargo, amenaza con desbarajustar cualquier apuesta para la próxima carrera al Palacio de Planalto. Ante la posibilidad de que Lula y sus adversarios tradicionales no estén en condiciones de presentarse, podrían abrirse nuevos escenarios.

Desde el centro-izquierda buscan su oportunidad los ex ministros Ciro Gomes y Marina Silva, mientras que por la derecha emergen líderes poco convencionales como João Doria, alcalde multimillonario de São Paulo, o Jair Bolsonaro, un diputado conocido por elogiar a los torturadores de la dictadura militar y despreciar a mujeres, homosexuales y negros.

Temer, a sus 76 años y sin aparentes planes de reelección, se conforma con sobrevivir políticamente hasta el 31 de diciembre de 2018. Aunque como presidente no puede ser juzgado por crímenes anteriores a su mandato, la Justicia electoral todavía debe decidir en los próximos meses si su campaña junto a Dilma en 2014 se financió de modo irregular. Si él también fuera apartado del cargo, el Congreso tendría que elegir a otro sustituto sin pasar por las urnas.

Leer más ...

Ex presidente de la Cámara baja de Brasil Cunha, sentenciado a 15 años prisión por corrupción

Jueves 30 de marzo 2017/ Reuters.-

El ex presidente de la Cámara baja del Congreso de Brasil Eduardo Cunha fue hallado culpable y sentenciado el jueves a más de 15 años de prisión por cargos de corrupción, según la resolución de una corte federal, siendo el político de perfil más alto condenado dentro la investigación "Lava Jato".

El equipo legal del ex político dijo que apelará a la decisión, pero Cunha seguirá preso a la espera de la apelación.

Cunha, que encabezó la impugnación de la ex presidenta Dilma Rousseff, tuvo que dejar la presidencia de la Cámara de Diputados en julio. Lo arrestaron en octubre por acusaciones de que habría recibido millones de reales en sobornos por la compra de un yacimiento petrolífero en Benín por parte de la estatal Petrobras.

Cunha enfrenta otro juicio por supuestamente haber recibido 5 millones de dólares relacionados con dos contratos para la construcción de dos buques sonda para Petrobras.

En febrero de 2015 Cunha, miembro del PMDB -que por una década fue el socio principal la coalición de los gobiernos del PT-, consiguió la presidencia de la Cámara de Diputados.

Seis meses después, Cunha rompió oficialmente con el gobierno de Rousseff, diciendo que estaba usando la pesquisa en Petrobras como una herramienta de "persecución política" en su contra.

Como presidente de la cámara baja, Cunha permitió en diciembre de 2015 el inicio del proceso de juicio político contra Rousseff, a quien se acusó de violar normas presupuestarias.

La decisión se anunció horas después de que diputados del PT votaran para que se realizara una pesquisa contra Cunha en la comisión de Ética de la cámara por cuentas que mantenía en Suiza.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Info for bonus Review William Hill here.

Secciones

Material Editorial

Nosotros

Zonas Misioneras

Síguenos

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Ustream
  • YouTube
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd