Menu

Tillerson avisa a Rusia de que debe elegir entre El Asad y Estados Unidos

Martes 11 de abril 2017/ El País.es.-

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, ha advertido a Rusia que debe elegir entre alinearse con Estados Unidos o seguir apoyando al presidente sirio, Bachar el Asad, junto con Irán y Hezbolá. Washington, ha dicho Tillerson en el marco de la reunión del G7 de Asuntos Exteriores en la localidad italiana de Lucca, "espera" la salida de El Asad. “Esperamos que el Gobierno ruso determine que se han aliado con un socio no fiable como Bachar el Asad”, ha dicho el responsable de política exterior de Donald Trump, que endurece así su postura sobre el presidente Sirio y se alinea con la de otros miembros del Gabinete republicano que, como la embajadora ante la ONU, Nikky Haley, han exigido que El Asad abandone el poder en Siria.

“Está claro para todos nosotros que el reinado de El Asad y familia está llegando a su fin”, ha declarado el secretario de Estado de EEUU solo un par de horas antes de emprender su viaje hacia Moscú, donde empieza una visita clave para las relaciones de su país con Rusia. Una postura en la que ha coincidido con el ministro francés, Jean-Marc Ayrault.

La guerra de Siria era el tema primordial de la cumbre, a la que Reino Unido acudía con la intención de plantear la posibilidad de imponer sanciones a Rusia y Siria después del ataque con armas químicas contra población civil en Jan Sheijun que el pasado 4 de abril acabó con la vida de 86 personas y del que Estados Unidos y las potencias occidentales responsabilizan al régimen de El Asad. Finalmente no hubo acuerdo sobre la imposición de sanciones y la postura común fue apostar por una solución política para el país, llamar a Rusia a colaborar y condenar los ataques. El G7 cerró filas, además, en torno a EEUU y su intervención a través del bombardeo de una base militar del régimen. “Fue una respuesta cuidadosamente calibrada y de alcance limitado a este crimen de guerra”, dice el comunicado, “para prevenir y disuadir de la proliferación y el uso de armas químicas mortales”.

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha asegurado este martes en Moscú que los rebeldes preparan "nuevas provocaciones" con agentes químicos. En rueda de prensa junto al presidente italiano, Sergio Mattarella, Putin ha afirmado que Rusia tiene "información de diferentes fuentes de que similares provocaciones se preparan en otras regiones de Siria, incluso en la periferia de Damasco". "Se proponen colocar algún tipo de sustancia y culpar de su uso a las autoridades sirias", ha agregado el presidente ruso poco antes de que aterrizase Rex Tillerson en Moscú. "Tenemos intención de dirigirnos oficialmente a las correspondientes estructuras de la ONU en La Haya y llamar a la comunidad internacional a investigar detenidamente esos casos", ha dicho Putin.

Las sanciones, no obstante, no están totalmente descartadas hasta que no concluya la investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), ha apuntado el representante de la diplomacia británica, Boris Johnson. “Habrá una investigación sobre lo que pasó exactamente. Después de eso, por supuesto, siempre que podamos descubrir a los culpables, sean sirios o rusos apoyando a los sirios, desde mi punto de vista es totalmente apropiado decir que deberían afrontar sanciones económicas o de otro tipo. Esto es algo que tuvo un alto grado de aceptación en las reuniones, pero hay que hacerlo en el modo legal adecuado”, ha dicho en declaraciones a Sky News.

Los siete países —EE UU, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Japón y Canadá— han condenado “los asedios en todo el país, el hambre y el bombardeo de civiles, los numerosos ataques a instalaciones y personal médico y las violaciones del derecho internacional humanitario por todas las partes, en particular por el régimen” y han recalcado la importancia de erradicar el terrorismo del autodenominado Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés).

Con este fin, realizan un llamamiento “a todas las partes, en particular al régimen y a sus partidarios, entre ellos Rusia e Irán, a permitir una asistencia humanitaria sostenible, sin obstáculos y adecuada para todas las personas necesitadas”. Tras reconocer que “el pueblo sirio ha sufrido el más tremendo sufrimiento y no se deben escatimar esfuerzos para poner fin al conflicto”, sostienen que no es posible emprender pasos sin “una transición política creíble”.

En el documento con las conclusiones de las reuniones celebradas el lunes y el martes, los representantes de Exteriores reconocen que Rusia tiene un papel muy importante que desempeñar y le piden que utilice “su influencia en el régimen para poner fin al conflicto”, con un “verdadero alto el fuego y un mejor acceso humanitario”, así como “participando seriamente en el proceso político dirigido por la ONU”. “Si Rusia está dispuesta a utilizar su influencia estamos dispuestos a trabajar juntos para resolver el conflicto de Siria, persiguiendo una solución política y contribuyendo a la estabilización y la reconstrucción”, afirman los miembros del G7.

Tillerson ha recalcado que no está claro si Rusia ha fallado en sus obligaciones en Siria o es que no se las ha tomado en serio. Sin embargo, "eso no les importa mucho a los muertos", ha declarado, recalcando que un ataque químico como el de la pasada semana es algo que no puede volver a suceder. "No podemos dejar que pase de nuevo".

Leer más ...

Rusia e Irán advierten a Estados Unidos de represalias si vuelve a atacar en Siria

Domingo 09 de abril 2017/ El País.es.-

El centro de mando conjunto de las tropas aliadas del presidente sirio, Bachar el Asad, en el que se incluyen fuerzas de Rusia, Irán, Hezbolá y varias milicias afectas al régimen, han advertido a Estados Unidos de que responderán con la fuerza si vuelve a atacar Siria, como lo hizo el pasado viernes, cuando Donald Trump ordenó bombardear con misiles Tomahawk la base aérea de Shayrat.

"Lo que Estados Unidos ha perpetrado es una agresión contra Siria que cruza las líneas rojas. A partir de ahora responderemos con fuerza a cualquier agresor o cualquier violación de las líneas rojas de quien quiera que sea, y América conoce nuestra capacidad de responder bien", reza el comunicado, difundido por Ilam al Harbi, según informa la agencia Reuters. 

La nota añade que la presencia de militares de Estados Unidos en el norte del país es ilegal y subraya que eso las convierte en "fuerzas de ocupación". Las fuerzas integradas en dicho mando unificado aseguran que redoblarán el apoyo al ejército sirio como consecuencia del ataque de Estados Unidos.

La declaración del comando conjunto se produce horas después de que El Asad afirmase que Estados Unidos había fracasado en su objetivo de elevar la moral de "los terroristas" a los que apoya en Siria, con su ataque de hace dos días contra la base aérea. 

También se produce después de que la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, asegurase que no existe solución política alguna para el conflicto en Siria "si el presidente Bachar el Asad continúa en el poder" y ha expresado que las autoridades estadounidenses están dispuestas a "hacer algo más" al respecto.

Según un comunicado de la presidencia siria, el mandatario hizo estas declaraciones durante una conversación telefónica con su homólogo iraní, Hasan Rohaní. Para El Asad, Washington no logró su meta principal con el ataque del viernes que, afirmó, era elevar la moral de las "bandas terroristas a las que respalda, después de las victorias conseguidas por el Ejército Árabe Sirio".

Por su lado, Moscú ha asegurado que el presidente iraní ha transmitido a Putin que el ataque de Estados Unidos es inaceptable. "Los líderes intercambiaron opiniones sobre la situación en Siria, ambos destacaron que son inadmisibles las acciones agresivas de EE UU contra un Estado soberano en violación de las normas del derecho internacional", según un comunicado del Ministerio de Exteriores ruso recogido por la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti.

Estados Unidos atacó con 59 misiles de crucero Tomahawk la base siria de Shayrat desde donde supuestamente se lanzaron los ataques aéreos con armas químicas del martes contra la localidad de Jan Shijún, donde al menos 87 personas murieron, de acuerdo a datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Trump se fija como prioridad la salida del sirio Bachar el Asad
Domingo 09 de abril 2017/ El País.es.-

La embajadora Nikki Haley en una intervención ante el Consejo de Seguridad de la ONU el 7 de abril en Nueva York.
Foto Reuters: La embajadora Nikki Haley en una intervención ante el Consejo de Seguridad de la ONU el 7 de abril en Nueva York. 

La caída de Bachar el Asad se ha convertido es una prioridad para Washington. Contrarios al presidente sirio desde el principio de la guerra, que dura ya seis años, y partidarios de que abandonase el poder, Estados Unidos no lo había colocado entre los primeros objetivos. Pero las cosas han cambiado esta misma semana.

"No hay ningún tipo de opción para una solución política en Siria si El Asad continúa al frente del régimen. No creo que vaya a haber un Gobierno pacífico y estable en Siria si él continúa en el poder", recalcó la embajadora de EE UU ante la Naciones Unidas, Nikki Haley, en una entrevista a la cadena de televisión CNN, dos días después del bombardeo ordenado por Trump a una base Siria en represalia por el bombardeo de armas químicas que el martes pasado acabó con 86 muertos, 30 de ellos niños. Solo unos días antes, el 30 de marzo, la propia Haley había dicho algo muy distinto: “Nuestra prioridad ya no es centrarnos en quitar a El Asad”. Y el secretario de Estado, Rex Tillerson, había expresado en una línea similar que la situación del presidente sirio en el largo plazo “lo decidirán los sirios”.

 

Este domingo temprano las palabras de la embajadora, que ha tomado un papel muy relevante en esta crisis, han ido por otros derroteros cuando le han preguntado si El Asad era ya la prioridad de la nueva Administración de Trump. "Hay múltiples prioridades en la zona. Una es lograr la salida de El Asad del poder. Otra es acabar con el grupo terrorista Estado Islámico. También hay que deshacerse de la influencia iraní. Es una situación complicada", ha recalcado.

El giro le va a dar de bruces con Rusia, la potencia defensora del presidente sirio y con la que la nueva Administración de Donald Trump no solo se había propuesto como objetivo inaugurar una etapa de buena sintonía sino hacia la que había mostrado una simpatía inusitada. Esta mañana, en otra entrevista, Tillerson responsabilizó a Rusia, dijo que Siria pudo llevar a cabo el ataque porque Rusia falló a la hora de hacer cumplir el prometido desarme de 2013. "El fracaso relativo al reciente bombardeo y el terrible ataque con armas químicas es en gran medida un fracaso de Rusia en su cometido de cumplir los compromisos con la comunidad internacional”, ha dicho.

El consejero de Seguridad Nacional, el general H. R. McMaster, también cargo las tintas y dijo que los “patrocinadores” del régimen sirio, Rusia e Irán, estaban hacienda posible la “campaña de asesinatos masivos de sus propios civiles”.

Siria, donde Washington y Moscú siempre han defendido posturas opuestas, se convertirá en un frente difícil con Moscú si el bombardeo estadounidense con misiles Tomahawk de esta semana no es algo excepcional y, por el contrario, implica un papel más activo en la zona. El centro de mando conjunto de las tropas aliadas de  Bachar el Asad (que incluyen fuerzas de Rusia, Irán, Hezbolá y varias milicias afectas al régimen) advirtió este domingo a Estados Unidos de que responderán con la fuerza si vuelve a atacar Siria.

Y Estados Unidos, por su parte, ha dejado claro que está dispuesto a tomas más medidas. El viernes, en el Consejo de Seguridad de la ONU Haley se dirigió al auditorio mostrando las fotografías de las víctimas del ataque químico y advirtió de que su país estaba "preparado para hacer más" para prevenirlo. Tampoco descartó sanciones contra Rusia e Irán.

"Debemos asegurarnos de que nos movemos hacia una solución política que nos permita hallar al fin la paz en la región", recalca la embajadora estadounidense, que ha señalado que "todas las partes se darán cuenta de que El Asad no es el líder que Siria necesita".

Moscú rechaza que El Asad esté detrás del ataque químico porque da por bueno el desarme que prometió en 2013 y atribuye la tragedia a los terroristas. Tillerson y el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, hablaron por teléfono el sábado. Según un comunicado del departamento ruso, Lavrov resaltó “atacar a un país cuyo Gobierno está luchando contra el terrorismo solo juega a favor delos extremistas y crea riesgos adicionales a la seguridad regional y global”.

Leer más ...

Rusia: Explosión en San Petersburgo fue un ataque suicida

Martes 04 de abril 2017/ AP.-

Un atacante suicida de 22 años nacido en la exrepública soviética de Kirguistán estuvo detrás del estallido de una bomba en el metro de San Petersburgo que dejó 14 muertos, incluyendo al atacante, dijeron el martes investigadores rusos.

Nadie se ha adjudicado el atentado que tuvo lugar el lunes en la tarde mientras el presidente Vladimir Putin visitaba la ciudad, la segunda más grande de Rusia y donde nació el mandatario.

El ministro de salud confirmó que hubo 14 muertos y que 49 personas continuaban hospitalizadas. El atacante está entre la cifra de muertos. Las autoridades ya identificaron a 10 de los fallecidos.

El ayuntamiento dijo que entre las víctimas fatales y heridos había extranjeros pero no abundó en detalles.

El ministerio del Exterior de Kazajistán, en el centro de Asia, dijo que uno de sus ciudadanos pereció en el atentado.

Los habitantes han depositado flores en las estaciones próximas a donde ocurrió la explosión. Todas las esquinas y alféizares de la estación en la ornamentada plaza Sennaya que data de la era soviética estaban cubiertas con claveles rojos y blancos.

Los investigadores rusos dijeron que la bomba fue activada por un atacante suicida al que identificaron como el ciudadano ruso Akbarzhon Dzhalilov, nacido en Kirguistán, y quien había cumplido 22 años dos días antes del atentado.

El Comité de Investigación dijo que los expertos forenses también encontraron ADN del hombre en una mochila que contenía otra bomba que fue encontrada y desactivada en otra estación del metro en San Petersburgo.

En Kirguistán, la comisión estatal para la seguridad nacional confirmó la identidad del sujeto y dijo que coopera en la investigación rusa.

La agencia noticiosa Interfax dijo el lunes que las autoridades creen que el hombre tenía vínculos con grupos radicales islámicos y llevó en una mochila la bomba hasta el tren.

Todo el sistema del metro en San Petersburgo, una ciudad de 5 millones de personas, fue suspendido y desalojado. El servicio del metro se reanudó parcialmente seis horas después.

El metro va típicamente lleno durante las horas de mayor afluencia, pero el martes en la mañana se veía desierto porque muchos optaron por viajar en autobús.

"Al principio estaba realmente asustada", dijo Viktoria Prishchepova, que sí tomó el metro el martes. "No quería ir a ninguna parte en metro porque estaba nerviosa. Ayer todo el mundo estaba llamando a sus seres queridos, comprobando si estaban bien y cómo iban a regresar a casa".

La explosión del lunes ocurrió cuando el tren se desplazaba entre las estaciones en una de las líneas que van de norte a sur y viceversa en la ciudad. El operador fue presentado el martes ante la prensa.

Alexander Kavernin, de 50 años, que trabaja en el metro desde hace 14 años, dijo que escuchó la explosión cuando el tren avanzaba, se comunicó con seguridad y llegó a la siguiente estación de acuerdo con el protocolo de emergencia.

"No tuve tiempo para pensar en sentir miedo en ese momento", señaló.

Las autoridades elogiaron la decisión de Kaverning de no parar porque contribuyó a las acciones de desalojo y redujo el peligro a los pasajeros que habrían tenido que caminar por las vías electrificadas.

Oleg Alexeyev, de 53 años, quien entrena perros para la policía, fue el martes a la estación del Instituto Tecnológico para depositar flores en recuerdo de los fallecidos.

"Viajé en la misma ruta esta mañana sólo para ver qué se sentía y reflexionar sobre la vida. Uno siente esa línea delgada entre la vida y la muerte", agregó.

Cuatro estaciones del metro volvieron a cerrar el martes debido a una amenaza de bomba, pero fueron reabiertas después.

San Petersburgo acoge a una gran diáspora de Kirguistán y otras antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central que huyen de la pobreza y el desempleo en sus países para buscar trabajo en Rusia.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Info for bonus Review William Hill here.

Secciones

Material Editorial

Nosotros

Zonas Misioneras

Síguenos

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Ustream
  • YouTube
DMC Firewall is a Joomla Security extension!